XV Festival de Málaga: Día 5

Escrito por

Quinta y accidentada jornada del Festival de Málaga. La segunda película que se presentaba a concurso, Els Nens Salvatges de Patricia Ferreira, ha sufrido problemas al final de su proyección, con el consiguiente retraso y merma de la hasta ahora impecable imagen de la organización.

Pero vayamos por partes, porque antes que tuviera lugar la hecatombe del cine digital hemos podido ver Ali, el acercamiento a la comedia Indie americana de Paco R. Baños. La película no solo recuerda de soslayo a Juno; la concepción de ambos personajes llega a ser tan escandalosamente similar que incluso Ali se permite soltar una frase del guion de Diablo Cody: “¿Ali?” “No, soy Silvester Stallone”. En este derroche de sutileza solo hay que cambiar a Stallone por Morgan Freeman para recordar a la teenager embarazada más impertinente. Pero lo que le consentíamos a Ellen Page, cada una de esas muestras de cinismo que nos hacían conectar mejor con esa pequeña insolente, por alguna razón o por otra no se asimilan de la misma forma si vienen de Nadia de Santiago, no porque su interpretación no sea brillante, que tampoco, sino por la sensación de que la fórmula ya la hemos visto cocinada con mejores ingredientes. Incluso han creado un homólogo de Michael Cera (solo que interesado en la física más pura y no en el atletismo) con el que Ali es incapaz de comprometerse, la antítesis de una madre enamoradiza e inestable que interpreta la siempre estomagante Verónica Forqué. Conflictos familiares y canciones de amor para una comedia ñoña e inocua a partes iguales.

Y con Els Nens Salvatges llegó el escándalo. Si hace un pare de ediciones se proyectó por error la catalana Bullying en versión original (con un doblaje de españoles pavoroso), este año le ha tocado a Patricia Ferreira el particular boicot al cine catalán del Festival de Málaga. Divertida coincidencia. Grandes como Carlos Pumares han clamado al cielo por la vuelta al celuloide a raíz del incidente.

Se puso caprichoso el proyector digital y nos cercenó en pleno visionado una de las pocas cintas interesantes de lo que llevamos de festival. Patricia Ferreira narra alejada de convencionalismos físico-químicos los problemas de comunicación de tres adolescentes en su etapa más traumática. Aunque transita por esos territorios, los de la incomprensión adolescente y el choque generacional, que otros tantos ya han explotado en innumerables propuestas, la de estos niños salvajes se sostiene precisamente gracias a ellos, a los intérpretes más jóvenes del reparto. Entre ellos Marina Comas, Goya a la mejor actriz revelación por Pa Negre, o Alex Monner, al que pudimos ver recientemente en REC 3 Génesis.

Vuelve al DÍA A DÍA

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies