De la Hora Chanante al Museo Coconut

Escrito por

O Muchachada Nui o próximamente Retorno a Lilifor. Los muchachos manchegos –en adelante, la muchachada- que revolucionaron la Paramount hace una década carecen de un sobrenombre que los engrupe, pero hacer referencia a algunos de sus trabajos despeja cualquier duda acerca de quienes estamos hablando. Joaquín Reyes, Julián López, Ernesto Sevilla y Raúl Cimas son los fab four –después se uniría Carlos Areces– que se han puesto a la vanguardia de la nueva comedia española sabiendo aunar los sketches surrealistas con el costumbrismo manchego.

Desde Amanece que no es poco (1989, José Luis Cuerda) el humor surrealista en nuestro país ha encontrado en La Mancha, sus gentes y sobre todo su habla un hábitat natural para desarrollarse sin cortapisas.  Joaquín Reyes lo ha achacado en alguna ocasión a esa cansinez intrínseca de cualquier manchego y de la que ellos hacen gala, sea como fuere el dialecto manchego se ha extendido por todo el país y las tertulias al fresco de mi abuela y sus amigas son más trending que algunos cafés de Malasaña.

La aventura de la muchachada comenzó con La Hora Chanante un programa mensual en Paramount Comedy en el que los sketches se sucedían con el hilo conductor de Joaquín Reyes que imitaba un famoso anteriormente introducido con su Testimonio. El programa creó hits de YouTube como Hijo de puta, hay que decirlo más y personajes míticos como Vicentín, Marlo Brando, El Gañán o El Payaso.

La Hora Chanante les sirvió de trampolín para que en 2007 dieran el salto a la televisión generalista y en abierto: no podía ser otra que la 2 de TVE. Con el nombre de Muchadada Nui mantuvieron el mismo formato que su anterior programa e incluso mantuvieron algunas secciones Testimonios ahora sería Celebrites y al Gañán por fín se presentaría como Marcial Ruíz Escribano, para servirnos. Además introdujeron nuevas secciones y personajes, como el mítico Phillip Max, autor teatral. El carácter semanal del programa no hizo bajar la calidad del mismo, lo que demostraba la capacidad imaginativa del grupo; además realizar el programa con más presupuesto revirtió en la calidad estética y visual de Muchachada Nui.

Desavenencias con Televisión Española, presuntamente por cuestiones de formato y franja horaria, hicieron que sus huesos fueran a parar a Neox el canal de TDT de Antena 3. Allí iniciaron una nueva aventura adentrándose en el universo de la sitcom con Museo Coconut. Ernesto Sevilla se puso tras las cámaras y los muchachos fueron secundados por estrellas invitadas que aparecían en cada capítulo. Este nuevo formato, menos brillante que el anterior, sirvió sin embargo para refrescar el panorama de la comedia seriada en España. Aunque su primera temporada es bastante floja, quizá por la mesura de entrar en terreno inexplorado, a lo largo de sus dos temporadas han evolucionado aupándose a la cumbre de la sitcom española, cumbre por otro lado que se encuentra a un par de palmos del nivel del mar.

Ahora preparan la vuelta al formato del programa de sketches, hábitat natural de los muchachos y más propicio al desmadre surrealista. Mientras esperamos su incursión en el cine de manera conjunta, los hemos podido ver por separado: Joaquín Reyes en Tensión sexual no resulta, Julián López en Pagafantas o No Controles, Raúl Cimas en Extraterrestre y Carlos Areces en Balada triste de trompeta. Lo más parecido a una película suya es Campamento Flipy (2010) dónde actúan bajo la sombra y la batuta de Flipy, que fue su productor en Muchachada Nui, la película sin embargo navega en un limbo entre la película infantiloide –que no infantil- y el humor surrealista con catastróficos resultados.

Además de sus actuaciones en películas y colaboraciones en programas televisivos, sus monólogos recorren los teatros y salas de todo el país. Hace ya un tiempo que dejaron de ser cómicos de YouTube para pasar a ser mainstream, sin ninguno de los problemas que eso conlleva. Son el grupo de actores, guionistas y cómicos más célebre de la nueva comedia española y para muestra, un botón:

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies