Gerardo Sánchez (Días de Cine): “TVE presume de apoyar al cine español, pero a la hora de la verdad nos tiene marginados”

Escrito por

Una entrevista de Antonio M. Arenas y Gonzalo Ballesteros.

Nos dirigimos a media mañana del primer día de marzo hacia los estudios de Televisión Española a los pies de Torrespaña. En el andén del metro comentamos el programa de Días de Cine de la noche anterior, se emitió a eso de la una de la madrugada, por eso uno aguantó estoicamente frente al televisor mientras que el otro madrugó para verlo online. Ante este desconcertante horario ambos celebramos el DeLorean que sobrevoló todo el programa, en un acertado e inteligente reportaje, el equipo de Días de Cine decidió echar mano del condensador de fluzo que Marty McFly y Doc utilizaban para viajar en coche por el tiempo en cualquiera de las entregas de Regreso al futuro. Esta vez el objetivo era hacer un salto temporal en busca de un mejor horario pero, quizá por la falta de experiencia, el experimento acabó por transformarse en un divertido viaje a través de la historia del cine.

Sin coche setentero, pero con razonable puntualidad, llegamos al edificio donde se realizan los informativos y otros programas de la televisión pública. Las distintas salas de montaje dónde se cocinan los reportajes preceden a una amplia redacción en la que trabajan los dos únicos programas de cine de la televisión generalista: Días de Cine y Versión Española. La tranquilidad del viernes, día después de la emisión, reina en el ambiente y Gerardo Sánchez, director de Días de Cine, nos da la bienvenida y nos conduce a un lugar donde poder charlar tranquilos. Encontramos resguardo en una sala amplia y en construcción, dónde una televisión de muchas pulgadas reina sobre una congregación de sillas de oficina. Gerardo nos explica que han conseguido habilitar ese espacio para poder ver películas. Dispuestos en torno a ese inquietante espejo negro que es la televisión, hablamos durante algo más de treinta minutos con el director de Días de Cine sobre el programa, el cine, la gala de los Goya, televisión española y la política cultural. 

Spielberg ha sido nombrado director del jurado del Festival de Cannes después de que en los Oscar no ganara el premio mejor director. Cuando estrenó Lincoln dijo que era su película más europea, quizá ser presidente del jurado sea su particular Oscar, el reconocimiento de un cine europeo que le quiere.

Sí, a mí Lincoln me ha gustado mucho, no sé si es su película más europea, me llamó la atención esto porque me recordaba más a El ala oeste de la Casa Blanca o a Tempestad sobre Washington que son muy americanas. Precisamente en Europa no se haría ninguna película como Lincoln donde se hiciera un tratado de política tan grande, me llamó la atención. Pero, me parece bien que sea presidente del jurado de Cannes, me parece estupendo.

Hace un tipo de cine diferente al que suele proyectarse en Cannes y puede ser una buena decisión.

Yo creo que abriendo Cannes ha estado alguna vez. Claro, cuando era joven y hacía Tiburón esas cosas no se ponían en Cannes y cuando se ha hecho mayor y ha hecho películas grandes ya era tan grande que no le ha hecho falta competir. Yo creo que alguna de las últimas ha estado en el festival, no recuerdo cual, pero juraría que sí.

Hablando de la situación del cine dentro de la televisión, ahora cumple dos años laSexta 3 como canal dedicado a programar cine en la TDT, también está Paramount Channel. Vemos también como los fines de semana los programas  más visto son películas de la 1 o de Antena 3. Se podría decir que los espectadores siguen demandando cine dentro de la televisión.

Sí claro, los espectadores quieren ver películas, eso está claro. Están esos dos canales que dices, por cierto laSexta 3 copia a Días de Cine descaradamente, así de claro. Y Paramount Channel emite Fotogramas TV. Yo también demando igual. ¿Quién va a ver un telediario? ¿Quién va a ver esos programas? A mi de la televisión solo me interesan los informativos y las películas, bueno, y los grandes eventos deportivos pero eso no son todos los días. Pero claro, una película siempre te engancha, siempre ha sido así.

Sin embargo, pese a esa demanda, Días de Cine que es el único programa dedicado al cine dentro de la televisión generalista está relegado a un horario cada vez más marginal.

No está relegado, ahora nos han retrasado la emisión, bueno sí está relegado. Vivimos una coyunturalidad permanente. Ahora nos ponen más tarde porque se han sacado de la manga una serie de películas los jueves porque se les acaban los derechos, entonces nos vuelven a poner más tarde. Televisión Española como cadena pública que es tiene que apoyar al cine español, está todo el día presumiendo de eso, pero a la hora de la verdad los programas de cine, tanto a Versión Española, que es la ventana del cine español, como a Días de Cine nos tienen marginados. Pero lo de la emisión y la audiencia es una decisión política, si tu decides que Días de Cine lo emites a las diez de la noche lo va a ver más gente, aunque sea malo, porque a determinadas horas lo ve más gente. Si tu realmente quieres apoyar algo lo emites en mejor horario. Así de sencillo. Y si no, lo dejas estar ahí porque te da prestigio.

¿Días de cine sufre los cambios políticos en la dirección de Televisión española?

De momento no, ni ahora, ni antes. Nosotros hacemos un programa de cine. Aprovechamos el cine para hablar de cosas, las películas ayudan mucho a contar cosas, pero no nos vamos a poner a hacer un panfleto por muy de acuerdo que podamos estar en alguna cosa… Simplemente hablamos a través de las películas. Nunca ha habido, ni ahora, ni antes, ninguna instrucción para hablar de ciertas cosas ni nada.

¿Cómo se puede explicar que hayan desparecido programas como Cartelera de TVE?

Algunas de las personas que forman Días de Cine estaban en Cartelera. El programa desaparece por mala gestión de los recursos. Si tú tienes un programa de televisión como Días de Cine o Cartelera, pero no lo apoyas y lo boicoteas, decides programar Cartelera a una determinada hora y luego resulta que ese programa lo levantas porque tienes que emitir hípica o un partido, pues te lo cargas. Cartelera al final languideció y languideció, decidieron retirarlo. A lo mejor es verdad que no tiene sentido que haya dos programas de cine, aunque tuvieran perfiles diferentes. Yo puedo entender la decisión empresarial de optimizar los recursos y que haya un sólo programa de cine y me parece muy bien que sea Días de Cine, pero me parece un despropósito que desaparezca un programa que estaba asentado pero que se le dejó morir.

Un programa que además estaba en La 1. Vemos que en las televisiones generalistas no hay programas de cine, no ya de análisis, sino de información. Días de Cine en La 2 es el único programa. ¿Por qué?

Si te dan un programa de economía o un programa de música clásica, tus jefes no te van a decir la tontería que nos dicen a nosotros sin excepción: “¡Ah! ¡A mí me gusta mucho el cine!” A todo el mundo le gusta el cine porque todo el mundo ha ido al cine de pequeño. Entonces todo el mundo cree que ya por eso saben y pueden opinar. Luego, es algo que yo no me explico, no me explico porque nos ponen a esas horas. Si TVE apoya al cine, es una televisión pública y tiene un programa de referencia lo emites bien pero a nosotros nos emiten después de programas que son redifundidos.

Se da el caso de que tanto TVE como Telecinco o Antena 3 financian películas después de la Ley que obligaba que una parte de los beneficios fuera para el cine, que fue polémica en su momento pero que después le ha dado beneficios a las propias cadenas y al cine. Aún así no generan contenidos cinematográficos.

Pero son cosas diferentes, por ejemplo, esa Ley puede ser al gusto o disgusto de unos u otros. Telecinco destina los recursos que tiene y que puede destinar a cosas muy concretas y le son rentables, Antena 3, con otro perfil, igual. Pero TVE  tiene por obligación financiar películas españolas. Por ejemplo, el año pasado con 35 millones de euros. Esto es una barbaridad estando la televisión estrangulada como está. Pero a Televisión Española no le revierte nada en absoluto; la ley de financiación de RTVE que hizo el anterior gobierno es un despropósito absoluto hecha por unos patanes al servicio de los intereses de otros. Así de claro. De forma que imagínate que TVE participara en Lo Imposible, con todo lo que ha recaudado, pues TVE no vería ni un sólo céntimo de esa recaudación, ni un sólo céntimo… Esto es un fraude. Así de claro. Porque la ley no permite que TVE tenga beneficios por eso ni por la venta de DVD’s de Cuéntame ni por nada. Dicho esto, Telecinco hace Lo Imposible y te abrasa en los telediarios porque es su forma de contar, tampoco es fácil hacer un programa de televisión, lleva mucho trabajo. Contar que están rodando Lo Imposible en no sé dónde es muy fácil, pero hacer un reportaje sobre cine no es tan fácil, tampoco es que sea muy complicado, pero hay que estar dispuesto en invertir en gente para que haga ese tipo de contenidos.

Da la sensación de que la reflexión crítica sobre cine no interesa, no interesa estudiar el cine.

Esa reflexión crítica no interesa sobre nada, sobre ningún aspecto.

¿Días de Cine podría vivir en una cadena privada?

Quiero creer que sí. La gestión de los recursos sería diferente. Nosotros somos un programa bastante autogestionario, trabajamos de una forma muy peculiar en televisión. Nadie trabaja como nosotros. Yo estoy seguro que si el presupuesto que tiene el programa lo gestionásemos nosotros, nos sobraría dinero. Pero claro a nosotros nos aplican unos costes en el presupuesto del programa en el que repercuten la luz, la amortización de los medios. Yo no soy economista pero el abc lo sé, porque es igual en mi casa, sé que el coste de una sala de montaje o una cámara de vídeo no es el mismo el primer día que el día cien y sin embargo el coste de amortización de estos equipos es un despropósito. Quizá ninguna cadena privada querría hacer un programa como Días de Cine. Paramount Channel hace esto de Fotogramas TV que es un programita muy pequeño y laSexta 3 que prácticamente, con matices, copia los contenidos de Días de Cine y la forma de contar, también fusila literalmente extras de DVD, los fusila y los pone como reportajes. Una cosa es currárselo y otra fusilarlos como hacen ellos.

El hecho de que laSexta 3 “imite” a Días de Cine también es un halago hacia el programa, porque son veintidós años en antena y es un referente de la crítica audiovisual en España.

Tampoco es que nos imiten literal, hay cosas que se parecen sospechosamente, cosas que hemos puesto en marcha en Días de Cine. También está todo inventado. Cuando digo que imita o copia hay que ponerlo entre comillas. No sé, hay muchas formas de enfocar un reportaje, no sé cuándo Días de Cine se convirtió en un referente.

¿Cuál es el futuro de Días de Cine? ¿Pasa por la difusión por internet?

Eso ya nos lo hemos planteado, la difusión por internet es mayor que la visibilidad que tenemos en televisión. Hace años me empeñé yo que era algo que había que hacer ya y se puso en marcha hace cuatro años. Yo haría una página web mejor, pero claro no está en mis manos. Nosotros la página web la actualizamos semanalmente los viernes, pero si pudiéramos haríamos una web actualizada permanentemente. Pero no podemos. También tenemos Facebook y Twitter pero no dependen de la web de Televisión Española, son cuentas totalmente autónomas, porque si estuviéramos dependiendo de que estos decidiesen eso todavía estaríamos esperando.

Si el programa no encuentra su espectador en la televisión, en internet hay mucha gente que demanda crítica audiovisual porque es un formato que no está en la red ni con esa calidad.

Hay muchas web que tienen pequeñas reseñas de cine pero están mucho menos elaboradas porque elaborar una pieza en condiciones lleva mucho trabajo y hay que manejar mucha documentación. Normalmente la crítica audiovisual que veo no tiene mucho grado de elaboración como tiene lo nuestro. En eso se beneficia nuestra web, que en origen está hecho para televisión y hay una diferencia bastante importante.

¿Qué te pareció la gala de los Goya?

Me pareció bien, yo preferiría que en este país no pasaran cosas de esas, que nadie tuviese que protestar, pero vivimos en un país con seis millones de parados y están echando a la gente de sus casas. Puedo entender que a gente le molesten estas protestas. A mí me parece bien que Maribel Verdú diga lo que dijo, pero no me parece bien que Corbacho salga a leer quienes han ganado y suelte un rollo porque no le toca. Si no hubiesen dicho nada en la gala, hubiéramos dicho: “mira estos señoritos, viven como privilegiados y no dicen nada”. Lo que tiene que pasar en este país es que no haya paro, haya trabajo para todos y no haya corrupción, entonces nadie protestará.

Muchos medios conservadores al día siguiente se quejaron de que fueron unos Goya muy políticos.

Eso es muy sencillo, si hay cineastas o actores de derechas, que me parece legítimo y quieren salir allí a dar su opinión pues que lo digan. No sé porque no los hay, pero a mí no me molesta, me molesta que haya ladrones en este país, que haya seis millones de personas en paro, eso me molesta más que que haya gente protestando. Luego hay otras cosas, el problema de las subvenciones al cine español, si es algo bueno o malo, pero eso es otra cuestión. Resulta que el Partido Popular o el PSOE están más subvencionados que el cine español, la patronal está más subvencionada que el cine español, la Iglesia está más subvencionada que el cine español. Si ponemos el dedo en la llaga diciendo que estos son unos bien pagados… ¿quién no es un bien pagado en este país? Los que están en paro.

El problema es que después de la gala se habla más de asuntos políticos en lugar de hablar de cine. Es un año en el que ha habido muy buenas películas y sin embargo Blancanieves hasta que no han pasado los Goya no ha tenido una gran repercusión en taquilla.

Pero vivimos en un país que es surrealista. Hay una parte de la sociedad que no soporta a la otra parte de la sociedad, es una desgracia. En EEUU hay gente como Martin Sheen o quién sea, gente que son demócratas y hacen campaña como Bruce Springteen y no pasa nada, no se les toma por antiamericanos. Y aquí pasa eso o al revés, a Garci se le acusa de que es de derechas, el problema no es que sea de derechas es que hace malas películas. A mí me parece que hace malas películas. El problema es que vivimos en un país muy poco democrático, básicamente.

También ha pasado con el cine de Almodovar, ha costado años que en España se le reconozca como un gran cineasta y aún así sigue generando amor y odio y se le valora más por cuestiones no cinematográficas que por criterios cinematográficos. Sin embargo en el extranjero si se le valora.

Hay quien dice por ahí que las películas de Almodovar tienen éxito en el extranjero porque las subtitulan (risas). Esto es un chiste que hacía Woody Allen que decía: “se ve que mis películas gustan mucho en Europa, eso es que las subtitulan muy bien”. Para mi Almodovar tiene películas que me gustan mucho y otras que no, La Piel que Habito me parece insoportable y ha tenido mucho éxito en algunos países. Es mejor ver las cosas en términos estrictamente cinematográficos, tampoco Almodovar es alguien que se signifique mucho, pero que cada uno piense como quiera.

El cine español no habla de los problemas de España, de la realidad del país, que es una cosa que sí se da en el cine actual contemporáneo. Pero cuando una película señala como el caso de Los lunes al sol ya se estigmatizan a actores o directores.

Una película actual que hablaba de los problemas de España es El mundo es nuestro y no ha sido nominada en los Goya. Una película que no dejaba títere con cabeza, salían: un banquero corrupto, un señorito andaluz corrupto, un parado corrupto también porque estaba trapicheando, la funcionaria que no daba un palo al agua y estaba escaqueada en el banco… la única película que habla de cosas reales y actuales y nada. En España no se reconoce. Por ejemplo hacer algo como el capítulo de Black Mirror: el Primer Ministro retransmitido a todo el país mientras tiene que trajinarse a una cerda. Aquí si haces eso estando Zapatero “¡oh, por favor!”, si haces eso estando Rajoy “¡oh, por favor!”. Somos muy poco demócratas en España, hay muy poca tradición. Esas cosas se ven y se maman desde chicos.

En ese aspecto suele ser muy cuestionada la política cultural de España en torno al cine. ¿Qué opinas de este modelo? 

Yo soy contrario a que haya subvenciones, filosóficamente hablando. Sé que si no hubiera subvenciones no habría cine español, lo ideal es que España tuviera una industria solvente que pudiera hacer películas y auto-alimentarse. Que la gente fuese al cine… porque esto es un círculo vicioso si la gente no va al cine pues no son rentables. El cine español vive de las subvenciones y sin eso no viviría, yo preferiría que fuese un sistema en el que la película fuese un producto que vendes y la gente fuese a verla pero lamentablemente no es así.

Hay muchas películas españolas que reciben subvención, pero como esta subvención es para producirla en lugar de para para estrenarla, no consiguen distribución y no se ven. Es una pena. Debería haber un sistema que obligara proyectarlas, a poder estar más de dos o tres semanas en cartel y que la gente tuviera la oportunidad de decir si son buenas o malas, pero no es así.

Es un sistema que ha fallado. No sé si el problema es que no hay demanda porque en España hay el doble de salas de cine que en Francia. Sin embargo en Francia van cuatro veces más al cine que nosotros. Tenemos el doble de salas teniendo menos población. El problema de las subvenciones en general y en el cine en particular es que acaba por colapsar las cosas, cuando ya no depende nada de tu iniciativa. En Estados Unidos, por ejemplo, con un sistema de libre mercado puro, quien hace una película tiene que estar con uñas y dientes para luchar por esa película. Aunque si tu pones ese sistema en España de la noche a la mañana se colapsa y se queda mucha gente en el paro. El problema de las subvenciones es que han sido un despropósito muchos años, películas sin distribución, ayudas para películas sin que haga falta estrenarlas… Pero claro, ¿quién lo cambia? En Días de Cine no podemos cambiarlo, si de mi dependiese… pero está claro que el sistema no funciona.

Y cuando se intenta reformar algo salen voces por un lado u otro.

Porque hay muchos intereses. Si tu futuro económico o lucrativo no depende de tu capacidad para generar un producto de calidad sino de tus capacidades para otras cosas pues todo se pervierte. Tienes que estar pendiente de si las ayudas se reducen o si se mantienen, si es por estreno o por número de espectadores, pues lo perviertes.

Sería posible hacer un sistema como el francés que obliga a los cines a tener un cupo de películas de su país para así poder competir en igualdad de condiciones con las majors del cine americano.

Algo bueno que tiene el cine francés es que las películas extranjeras tienen que estar subtituladas. Si en España fuese así, seguramente fuese más gente a ver películas españolas, eso es verdad. También creemos que la clave está en decisiones de otros pero quizá está es nuestra decisión el ir a ver películas españolas o ir al cine. La gente en España no va al cine tampoco.

Y las últimas medidas como subir el IVA cultural al 21% no ayudan a fomentar el aumento de público en las salas.

Si suben el precio de las entradas no ayuda claro, para nada, es un despropósito. Además el único país de Europa que tiene el IVA al 21%, bueno Grecia y esos también lo tienen pero son países mataos.

Ha dado la casualidad de que han subido el IVA justo cuando han estrenado Lo imposible y Tadeo Jones y han camuflado los números, dándose los mejores de la historia.

Es una paradoja pero es verdad, al final todos los años hay un par de películas que recaudan mucho. Hombre, prefiero que sea Lo imposible a que sea Torrente, aunque es necesario que haya películas como Torrente. El problema del cine es que aún creemos que es una cosa solamente cultural, y lo es, pero de base es industrial como la automovilística, la farmacéutica, etc… Si no vendes, cierras, y si haces películas que no vendes, cierras también. O sea, que es industrial. Somos muy artistas todos, porque todos los directores creen que son autores, pero están haciendo churros que tienen que vender para que otros se los coman. Esto es muy crudo pero es verdad.

Decía José Luis Cuerda, en una entrevista en Jot Down, que en España el aprecio por el trabajo intelectual es cero. Esto se refleja en los impedimentos por parte del Ministerio de Cultura para acceder al cine o al teatro o que programas culturales como Días de Cine se aparten porque no interesan.

España es un país bastante pobre intelectualmente. Tomás Moro, el humanista que le cortó la cabeza a Enrique VIII, decía en su libro Utopía que un Estado es el reflejo del poder por el cual funciona. Es decir, lo bueno y lo malo emana de arriba, si tú tienes un Estado ilustrado de gente culta todo eso empapa y aquí es al contrario, ¿qué podemos esperar? No creo que haya política deliberada en contra de la cultura, simplemente es que la gente es incapaz de transmitir la cultura. La gente del poder, estos y los anteriores. Luego el ciudadano también es responsable, yo tomo mi camino, no es lo que me dan, si la gente prefiere ver Gran Hermano a Días de  Cine pues tenemos un problema.

Quizá una apuesta por mejorar el horario de Días de Cine sería un primer paso, que no se consigue ni con el condensador de fluzo (risas).

Menudo curro con el condensador de fluzo. Días de Cine se emitió a las diez de la noche hace cuatro años y lo veía muchísima más gente. Es sentido común. Tú pones el telediario y lo ven a lo mejor tres millones de personas, ¿cuánta gente se entera de lo que están contando? Quinientas mil personas, así de claro. Tu ves Días de Cine a las diez de la noche y es un tipo de programa que como otros tienen un público dedicado, no es un público residual. Son apuestas. Si pones Días de Cine a las diez de la noche o a las once lo va a ver mucha más gente. Si tu quieres crear eso que se llama ahora “Marca España”, puedes hablar de la película de Almodóvar, de Callejón o de Aquí y allá y creas esa Marca España porque estas llegando a más gente, pero la decisión las toman otros y nos emiten a la una de la noche. Luego los sábados por la tarde nos ve más gente. Pero esto son decisiones, puedes decidir que un programa de corazón se emita a las doce de la noche y que Días de Cine se emita a las diez, pero quien lo puede decidir no lo decide. Estos son decisiones políticas como siempre a pequeño nivel o gran nivel.

No es lógico. TVE apoya económicamente al cine español pero no le revierten esos beneficios, por tanto, no se preocupa en promocionarlo y es algo que sí hacen las privadas que invierten y saben que su dinero depende de la promoción. Es algo que descuida TVE.

Televisión española está en una encrucijada a la que se la ha abocado por factores externos. La Ley de financiación de Radio Televisión Española que hizo el anterior gobierno es un puro despropósito hecho al servicio de intereses de terceros. Así de sencillo. Está hecho para que TVE no pueda competir en la adquisición de derechos. No todo se hace mal dentro de la dirección de TVE sino que no deja hacer otra cosa. Pasa que TVE no puede emitir publicidad pero tiene que emitir un programa que se llama Parlamento, que está muy bien, pero que aunque tuviese publicidad ¿en que iba a revertir eso? Mientras que Telecinco no tiene que emitir Parlamento, ni quiere emitirlo porque no lo ve ni dios. Pero nosotros tenemos que emitir Parlamento, y un programa para los católicos y otro para los musulmanes y otro para los budistas. Porque es servicio público, pero no puedes tener publicidad. Pero, ¿dónde están los beneficios económicos? Porque esto consume luz, las cámaras hay que comprarlas… El problema no está tanto en las decisiones, es que TVE no tiene acceso a determinados derechos porque lo tiene prohibido por ley. La economía de mercado está muy bien y la libre competencia está muy bien siempre y cuando haya libre competencia, me río yo de esta economía de mercado, es tan comunismo como el comunismo. Y esta Ley de financiación de RTVE está hecha al servicio de intereses de otros medios, así de sencillo.

Ahora además TVE ya no es rival de audiencia de las privadas tras el bajón de estos últimos años. Es curioso porque al principio, al quitar la publicidad, TVE ganó mucha audiencia

También la TDT ahora ha fragmentado esa audiencia, hay más canales, en un principio aumentó la audiencia porque no se había desarrollado la TDT y claro ¡qué gusto ver una película sin publicidad! Pero después como se han recortado el presupuesto y se ha prohibido emitir determinadas películas…

Se han perdido series de televisión, derechos deportivos…

No te dejan hacer nada.

¿Qué perspectiva ves a TVE? ¿Con el cambio de gobierno han cambiado las cosas?

Yo quisiera decir que tiene un futuro estupendo, pero no lo veo tan claro, porque hay muchos intereses. Las cosas cambian porque se ha reducido el presupuesto y eso repercute. Me gustaría pensar que tiene futuro porque trabajo en ella, que esto debería ser el motor del mercado audiovisual español, pero tengo que verlo. Cada vez que hay alguien en televisión, y cuando digo cada vez, es cada vez, todos se llenan la boca diciendo cosas estupendas que luego no se cumplen. Esta televisión y la anterior. Ésta lleva menos tiempo pero la anterior, sus últimos años fueron terribles, se desmanteló TVE en servicio de intereses de terceros, insisto. Para vivir en un sistema de libre mercado prefiero el sistema americano que al fin y al cabo todo el mundo va a partirse le cara, pero aquí si vas a partirte la cara y te sujetan…

¿Será el futuro privatizar TVE?

No creo. Pero no sé, como este país es surrealista puede pasar lo que quieran. Televisión Española es un negocio y puede haber tajada para algunos, pero también pueden seguir el modelo de la BBC, aumentar presupuestos, hacer una televisión de referencia que además explote un mercado latinoamericano muy potente… Son decisiones políticas. Ojalá yo tuviese capacidad de decidir, pero bastante tengo con hacer Días de Cine.

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies