BreTVes: Octubre 2013

Escrito por

Ni tan calvo

Si Breaking Bad hubiese durado una temporada más no la hubiera visto terminar. Miento, tras unos meses de abstinencia no hubiera sabido resistirme al placer de una maratón dominguera de televisión high quality, pero es cierto que el runrún generalizado empezaba a darme dolor de cabeza y le estaba cogiendo manía al tal Gilligan. Ni siquiera era culpa suya sino de sus millones de palmeros. Porque cuando mucha gente habla a la vez sobre una misma cosa, se tiende a competir mediante el volumen. Sobre todo si todo el mundo está de acuerdo. Nos metemos en un in crescendo de obviedades, nimiedades, hipérboles y disparates y acabamos por sobredimensionar, desfigurar y hacer aborrecible el objeto de la discusión. El fenómeno se explica bastante bien con el célebre “Cuando un tonto coge una vereda…”. Ha estado bien, muy bien, excepcional. No quiero ni podría quitárle un ápice de mérito. Pero solo para daros otra perspectiva me remito a un comentario que nos dejó un usuario en Ecoteuve:todos los dias hablando de esta serie que llevan 5 temporadas y lo cierto es que no tengo ni pu… idea de donde la han emitido en españa¡¡ porque tanto interés??“.

La frontera

Este mes presentan en Mipcom The tunnel, otra vuelta de tuerca a Bron/Broen, otro choque, esta vez en el tunel que atraviesa el canal de La Mancha. La serie sueco-danesa en que también se basa The bridge ha abierto la lata de la ficción fronteriza, una excusa brillante para comparar sociedades y explicarse uno mismo con los ojos del vecino. Más allá de la interesante trama policíaca y el prometedor reparto, pagaría solo por ver el making off de esta última adaptación anglo-francesa, con dos directores y tres guionistas de cada lado del túnel, rodada en dos idiomas y destinada a dos mercados tan distintos como el vino y la cerveza. Productoras de España y Portugal ¿a qué esperan? ¿no ven el filón? El guión está escrito, los gastos van a pachas, del rodaje se puede grabar un truculento reality y, si me apuran y la cosa funciona, montar un debate en directo. Les regalo una idea, La vía, y que de fondo expliquen cómo se vino abajo lo del Ave Madrid-Lisboa. Si no les gusta siempre pueden hacer La verja y copiar hasta el estilo de arena y desigualdad de The Bridge.

Gente aburrida

CNN y NBC tenían entre manos sendas producciones biográficas sobre la senadora demócrata Hillary Clinton. Habría que preguntarse si semejante figura da para más que unas escenas de conflicto conyugal y otras pocas de fracaso político. En opinión de quien escribe, todo apuntaba a biopic pelotero y plomizo. El caso es que en el partido republicano andaban muy preocupados por la popularidad que pudiesen granjearle a una mujer que ni siquiera ha presentado aún su candidatura a las primarias demócratas. Lanzaron un órdago: Si las producciones llegaban a término, ambas cadenas estarían vetadas en los debates internos republicanos. Y ambas producciones se han cancelado. No sé si esto es una historia de censura, de cobardía o de gente aburrida y susceptible.

Se acabó, otra vez

Se acabó Futurama, por tercera vez. Comentaba hace unos meses el productor David X. Cohen que vivía con la maleta hecha y junto a la puerta a la espera de una nueva cancelación. Futurama nunca se asentó, horarios imposibles y cambiantes mientra vivía en Fox y encargos limitados y a regañadientes en Comedy Central. Los motivos requieren una reflexión de la que no soy capaz en las líneas que me permito, pero conste que quizá eso la hizo mejor, por escasa y decidida. No especularon, cada capítulo era un nuevo final y también los espectadores lo han vivido con esa intensidad. En la misma entrevista, el productor aseguraba no descartar un nuevo regreso. Ese ese otro gran valor de Futurama, una puerta permanentemente entreabierta, cierta esperanza en el futuro, pese a todo, que se evidencia en cada detalle, incluido el fabuloso final que dejó esta octava temporada.

El segundo ‘prime time’

Después de 40 años en Tve, Informe Semanal se ha ganado un retiro a la madrugada. Se acabó eso de preocuparse por las audiencias y cargar con advenedizos y espectadores casuales. Quien quiera verlo, que trasnoche. Ves, Somoano, eso es una buena excusa, y no esa mierda que os habéis inventado del “segundo prime time”. Pura Neolengua. Si Google os da un resultado de la expresión que no tenga que ver con Tve, os regalo mi tele.

1 Comment

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR