Clear History

Escrito por

El rey de las pequeñas cosas

En la penúltima temporada de Curb your enthusiasm, más de diez años después de que Seinfeld echase el telón, los jerifaltes de la NBC proponían a Larry David y Jerry Seinfeld reunir a los personajes en un triunfal comeback de los que se llevan en la industria. El meta-regreso de la serie -porque era un regreso ficticio dentro de otra serie de ficción, menudo follón- suponía que por los protagonistas habían pasado más de diez años, pero que ese tiempo no había hecho mella ni lo más mínimo en su forma de comportarse. A su alter ego calvo y con gafas -pero más rechoncho- George Contanza se le había ocurrido la idea del billón de dólares adaptada a nuestros tiempos modernos: una aplicación para móvil que indicaba a qué distancia se encontraba el baño público más próximo según el lugar en el que se encontrase el usuario. El iToilet, en realidad, no era mala idea.

Clear History

Cuando dicen que Larry David es el Woody Allen de la televisión -y lo dicen mucho-, parece una referencia velada a que la televisión, como lugar donde plantearse dilemas existenciales, no aguanta el pulso de un largometraje tragicómico con el señor del clarinete tras las cámaras. Los que conozcan la obra y el carácter de David sabrán de primera mano que esa no es ni mucho menos su intención. Si algo tienen en común este par de genios de la gran manzana es la construcción de sus personajes cuando se ponen delante del objetivo. Woody Allen siempre ha dicho que nunca podría interpretar algo que no fuese él mismo: un tipo que vive en Nueva York. A Larry David le pasa algo parecido, por mucho que le cambien el nombre (y lo conviertan en un hombre de las cavernas), cuando vemos a ese señor calvo y con gafas dificilmente podemos imaginarlo de otra forma que no sea irritando a alguien con sus ocurrencias.

Algo así pasa en Clear History (2013), una TV-Movie financiada por la cadena HBO en la que da vida a Nathan; un, cómo no, neurótico publicista que tiene en sus manos crear la campaña de marketing del que será el coche eléctrico de futuro. Factores como la duración y el hecho de que a los mandos esté dirigiendo Greg Mottola, un referente visual de la nueva comedia americana, no cambian ni un ápice la forma en la que David concibe la comedia ya desde principios de los noventa. El motor de la historia es siempre él, un tipo que podría llevar una existencia como la de cualquier otro ser humano si no dijese en todo momento lo que realmente se le pasa por la cabeza. Al hacerlo siempre se mete en un jardín, que lleva a otro aún mayor, hasta un desenlace en el que todo queda perfectamente conectado. En Clear History pierde una oportunidad de negocio parecida a abandonar Google en 1998 porque no le gustaba el nombre que le iban a poner al coche eléctrico. ¿Qué es un ser humano si no tiene principios?

John Hamm, Kate Hudson, Michael Keaton, Bill Hader, Eva Mendes… un gran reparto que acompaña, pero jamás eclipsa a David. Quizás los únicos que llegan a hacerle sombra son ellos…

1 Comment

  • Gran análisis!! También lo veo como el “Woody” de la televisión al muchacho. “Clear History” es una cita obligada para todo fan de Seinfeldy “Curb”. Hay muchísimos “running gags” que se van apilando y una historia con corazón sobre las consecuencias del resentimiento.
    Una película sobresaliente.

    Te invito a mi propia crítica de “Clear History” en mi página: http://on.fb.me/17R9aRd

    También aprovecho a invitarte a que me sigas en mi página para más novedades de cine, entre otras cosas

    https://www.facebook.com/sivoriluciano

    ¡Saludos!

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR