Críticas: ‘Camille Claudel 1915’, ‘Heli’, ‘La por’ y ‘Una familia de Tokio’

Escrito por

El del 22 de noviembre es uno de esos fines de semana en los que se acumulan inesperadamente cuatro excusas para acudir al cine. Una buena cosecha de lo mejor del año con el aval de importantes festivales, hablamos de: Camille Claudel 1915 de Bruno Dumont, que ha pasado por la sección oficial de Berlín y Sevilla; Heli de Amat Escalante, premio a la mejor dirección en Cannes; La Por, incluida en la Seminci de Valladolid y Una famila de Tokio, Espiga de Oro en el mismo certámen. Los cuatro films, además, se han visto recientemente en el festival Cineuropa de Santiago de Compostela que celebra en noviembre su vigésimo séptima edición.

camille claudel

La asfixia

Bruno Dumont se acerca a la figura de la artista Camille Claudel pero en lugar de hacer un biopic e intentar sintetizar toda su vida como otras películas precedentes, el director francés se centra en varios días su estancia en el manicomio. La vida de Camille en la institución mental la agota psicológicamente, los días pasan sin nada que hacer y esta es la peor de las condenas para una artista que necesita su estudio y sus materiales para trabajar y expresarse.

Juliette Binoche ofrece una interpretación contenida y cargada de dolor, su rostro refleja la angustia y la desesperación pero también hay espacio para la relajación y la alegría, aunque sean momentos efímeros y ligados a su hermano Paul. La figura de Paul Claudel es fundamental, el poeta francés es el único vínculo que le queda a Camille con su familia y la correspondencia que mantienen ambos da oxígeno a Camille es su contacto con el mundo real, con la vida que le han arrebatado. En este sentido, Bruno Dumont reserva la aparición de Paul Claudel al último tercio de la película para dar un respiro al espectador tras recluirlo en el manicomio durante más de una hora.

El rodaje se realizó en escenarios históricos y con enfermos mentales reales, elementos que ayudan a otorgar realismo a la historia. Camille Claudel, 1915 es un magnífico retrato de una mujer pionera, el acercamiento a la mente de una escultora brillante que fue condenada por su familia al aislamiento absoluto hasta su muerte.

heli

Descenso al infierno

Heli es un ejemplo de cómo el punto de vista es clave a la hora de enfocar un problema, quizá uno de los motivos por los que Amat Escalante se hizo con el premio a mejor director en el Festival de Cannes, pero vayamos por partes. La historia es el enésimo acercamiento al narcotráfico en México, pero esta vez ni los cárteles de la droga ni el gobierno son los protagonistas. La película gira en torno a una familia humilde que se verá arrastrada por un torrente de violencia cuando esconden, sin su permiso, unos fardos de droga en su casa.

Heli y su familia se encuentran totalmente desprotegidos ante el poder de los narcotraficantes, la policía poco o nada puede hacer al respecto y Escalante no tiene medida a la hora de hacerles sufrir y a nosotros con ellos. La crudeza de muchas escenas es un auténtico reto para el espectador y esa es, a la vez, la principal virtud y defecto de la película. No hay estilización del horror, todo es tan explícito y duro que algunos tacharán de gratuito, pero si se encajan todos los golpes el resultado es una obra realista y descarnada bastante reivindicable.

la por

La atmósfera del mal

El director catalán Jordi Cadena reaparece en la escena audiovisual con una película sobre la violencia de género que aborda el tema huyendo de los tópicos que lo rodean. El film se desarrolla a lo largo de un día en la casa de una familia, es la mujer quien sufre malos tratos por parte de su marido, pero la historia se filtra a través de la mirada del adolescente.

Este novedoso punto de vista es la clave que hace funcionar el conjunto. En un ambiente de violencia doméstica el terror lo inunda todo; está impregnado en las paredes, flota en el ambiente, no es necesario mostrar violencia explícita. De hecho, no hay ni una sola escena explícita en toda la película, la máxima imperante es la economía de medios y el buen uso que hace Cadena es suficiente para lograr sus objetivos.

La por es una película sobre la violencia de género, pero sobre todo es una película sobre la violencia, sobre el mal que se expande y lo condiciona todo. En este aspecto, este film tiene muchas similitudes con el cine de Michael Haneke, aunque sus ambiciones son más modestas es una obra interesante para reflexionar sobre esta lacra social.

tokio

Regreso al presente

Atreverse con un remake de un clásico puede ser una imprudencia, si el clásico es una obra de Yasujiro Ozu es una insensatez pero si la obra de Ozu en cuestión es Cuentos de Tokio (1953) es una auténtica temeridad. Con todo, el veterano director Yôji Yamada se ha atrevido a revisitar una de las grandes obras universales con resultados plausibles.

Una familia de Tokio revive la historia original de Ozu pero adaptándola a nuestros días. ¿Qué tiene en común el Japón de posguerra con la época actual? Más de lo que nos gustaría. Si en aquella se arrojaba luz sobre la crisis de valores y la desarticulación de la familia tradicional, ahora parece que esos problemas no han hecho sino agravarse.

La pareja de ancianos viaja desde el pueblo hasta Tokio, en tren bala eso sí, para reencontrarse con sus hijos, dispersos por la ciudad y demasiado ocupados con sus quehaceres. El balneario es ahora un hotel de lujo, pero la ¿mejora? de la calidad de vida no suaviza la gravedad del problema. Una familia de Tokio respeta el film original añadiendo nuevos elementos a la trama, capta todo el espíritu y sirve de excusa perfecta para volver sobre Ozu o redescubrirlo.

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies