La luz acelerada: El frío y el miedo

Escrito por

Hay pocas sensaciones tan temibles como el frío. El frío activa cada uno de los depresores físicos y creativos en un ejercicio de sinestesia involuntaria y desapacible. El frío se vuelve gelatinoso y áspero. El frío aprieta los dientes, es blanco y azul, es seco y amargo, es entumecido y sordo.

El frío se convierte en miedo.

El invierno de 1987 no fue especialmente frío en Minneapolis, fue como todos los inviernos de las Twin Cities: espantoso. Horas y días y semanas de nieve. Centímetros y pulgadas y yardas de nieve. Y el frío, claro; el frío que había paralizado la vida entera de Jerry Lundegaard, atrapándole en un corsé sin salida; en un trabajo sin esperanza; en un mundo que se le congelaba en el aliento. Pero Jerry  está harto. Jerry quiere arder y derretir todo el frío que le sujeta. Lo que no sabe el pobre Jerry es que mira con los ojos apagados de William H. Macy, y que el miedo es mucho más difícil de vencer que el frío.

Marge Gunderson no tiene miedo al frío y ni siquiera tiene miedo al miedo. Embarazada de siete meses, Marge vive en una combustión sencilla y tranquila pero constante. Y Frances McDormand nos regala una interpretación que brilla con un fulgor sencillo y tranquilo, como unas brasas que se resisten a ser extinguidas.

Y los ojos apagados de Jerry se cruzan con las brasas constantes de Marge en Fargo, Dakota del Norte; donde algunos vencen el frío, donde otros perdieron el miedo, donde la mayoría tiene la ilusión enterrada hasta las rodillas de nieve. Donde no hay horizonte que separe el cielo blanco de la tierra blanca. Donde todo sale mal si tienes miedo a la vida y todo sale bien si sigues con tu vida sencilla y tranquila.

Fargo, Dakota del Norte, donde Joel y Ethan Coen pintaron el frío de blanco y rojo.

Fargo

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR