Alex Ross Perry: “Quería algo con un estilo marcadamente literario, con una estructura diferente de la del cine indie americano”

Escrito por

Listen UP Philip by Alex Ross Perry - Concorso internazionale

Con apenas tres películas en su haber, Alex Ross Perry (Bryn Mawr, Pennsylvania, 1984) no solamente se encuentra en la sección oficial a concurso del Festival de Locarno con Listen Up Philip, protagonizada por Jason Schwartzman, Jonathan Price y Elisabeth Moss, sino que también ha sido seleccionada para formar parte de la exclusiva y apabullante selección del Festival de Nueva York. Con tanta amabilidad como ganas por ver películas en el Festival y descansar de tantas entrevistas (algo similar le sucede a su protagonista en la película), conversamos brevemente con él sobre Listen Up Philip y sus visión como cineasta. Creemos que nos encontramos ante una de las revelaciones del cine independiente norteamericano, pero también una muy ligada a su esencia, dispuesta a perdurar.

Resulta muy interesante el punto de vista que aporta la voz en off de Listen Up Philip. Introduces un narrador que se convierte en una pieza importante para hacer avanzar la trama y lograr que la película se asemeje bastante a leer un libro. ¿Fue algo en lo que estabas pensando, no solo hacer una película sobre un novelista sino también hacer una película que pareciese una novela?

Esa era exactamente la idea, coges una novela con su narrador, a menos que sea todo diálogo como en “Deception”, la novela de Philip Roth, pero generalmente la novela tiene prosa entre los diálogos y también capítulos, haces una película que tenga estas dos cosas tan simples y de repente tu película parece menos una película y más una novela. Muchos directores adaptan novelas pero no lo hacen con la estructura de una novela, las “fuerzan” a la estructura fílmica y es por eso que hay tantas adaptaciones sin éxito de grandes libros. Y también tantos buenos libros que no pueden adaptarse al cine porque las piezas simplemente no encajan. Obviamente esta película no es una adaptación de nada, pero aún así quería algo con un estilo marcadamente literario, con una estructura diferente de la del cine indie americano, con los clásicos tres actos con final feliz, y más parecida a la de la novela depresiva de mediados de los ochenta.

Sobre ese tono depresivo que inunda la película, todos los personajes de Listen Up Philip sufren bastante, podríamos llegar a la conclusión de que el proceso creativo implica soledad y  tristeza.  ¿Crees que en el caso del cineasta ocurre lo mismo?

Soledad, tristeza… bueno, es interesante porque Philip es un escritor y los escritores trabajan solos. Para mí es importante que a este personaje lo defina su soledad. Si piensas en cualquier profesión, especialmente una profesión creativa, en algún momento también implica a otras personas. En el proceso de hacer una película, da igual lo largo que sea, en un momento estás sentado en casa tú solo escribiendo, pero luego hay un par de semanas o meses en los que estás rodeado de un montón de gente, y luego otra vez te encuentras solo para editar todo lo que has rodado. Por eso es interesante tener en cuenta que el proceso que yo hago empieza y acaba por esos dos periodos aislados, pero para un novelista es todo lo que hay. No tiene seis semanas de rodaje. Para hacer una película sobre la soledad creo que es necesario jugar con esa profesión.

Todas las veces que vemos a Ashley en el trabajo está rodeada de un equipo  con asistentes, maquilladoras, modelos, etc… Ella trabaja de una forma muy colaborativa y es una persona que funciona mucho mejor socialmente, pero Philip y Ike son la clase de personas que no necesitan esas habilidades. Puedes ser un novelista y no tienes que tener habilidades sociales, de hecho estoy seguro de que muchos novelistas no las tienen. Escribiendo para el rodaje encontré un artículo (no recuerdo si en el New York Times o Vanity Fair) que trataba sobre las memorias escritas por hijos de novelistas. Se lo dimos a Krysten Ritter, que interpreta a la hija de Jonathan Pryce, y lo importante del artículo es que todas estas memorias decían lo mismo: los hijos de los escritores crecen con padres que están ausentes aunque estén en casa, que no expresan sus sentimientos y se cierran en banda ante su familia porque están consumidos por su trabajo, así que creo que hay algo de esa vocación de ser escritor lo que te arrastra al aislamiento.

Hablando de Ashley, me gustó que aunque el personaje principal era Philip, diste espacio en la película al resto de personajes con sus propios capítulos. En el caso de Ahsley, además de que Elisabeth Moss realiza una gran interpretación, tiene un momento musical muy especial. ¿Te fijas más en ella porque es el único personaje que tiene algo de esperanza en la película?

Creo que todas las mujeres la tienen. Melanie escapa de su padre, se sube en un coche y le deja atrás, tiene su propia salida. Ashley es el único personaje en la película con una estructura de tres actos: empieza la película en una relación, hace más o menos que el tipo se vaya, lo que comienza su viaje de auto-descubrimiento, tiene una epifanía… Tiene un arco narrativo completo y eso importante para mí, mostrar que es ella la que emerge victoriosa de esta situación horrible que le provoca ese hombre. Darle a ella estos momentos es fijarse en lo que se siente al ser abandonada, así que para la audiencia la historia de Ashley está tan completa como la de Philip, no es un suplemento a su narrativa, ella tiene su propia historia.

Creo que muchas películas y muchas personas olvidan que cada acción que realiza un personaje tiene un efecto en otras personas. Y Philip no lo sabe. Él piensa que cuando se va de una habitación todo el mundo deja de existir, cuando deja Ashley ella deja de existir, y creo que muchas películas hacen eso también. Yo quería estar seguro de no tomar esa posición, dejar claro que cuando Philip se va y no vemos a Ashley o a Ike, las historias de ellos siguen existiendo y no son solo un elemento funcional para la historia de Philip.

Listen UP Philip by Alex Ross Perry- Concorso internazionale

Se ha nombrado el cine de John Cassavetes o Maridos y Mujeres de Woody Allen como influencias en la dirección de fotografía, pero con todas tus decisiones estilísticas (movimientos de cámara, desenfoques, filmar en Super 16mm) has creado una imagen muy personal del film. Háblanos de tus decisiones desde el punto de vista estético.

Es la tercera película que hago junto con Sean Price Williams y todo lo hemos rodado en película. Esta en Super 16mm y las demás en 16mm. No quiero decir algo que nos haga parecer puristas, pero para nosotros rodar con película te hace más puro y fiel a las viejas técnicas. Y eso es realmente lo que somos. Crecer en los 90 queriendo ser un director de cine independiente me marcó viendo películas de Sundance como Clerks, El Mariachi, etc… Yo quería conseguir película de 16mm y hacer mis películas independientes, lo quería desde 1996 y de repente en 2006 hay una nueva forma de hacer películas. Y eso es lo que no tiene sentido para mí, porque lo que siempre quise hacer es rodar en película, tener esa apariencia, y ahora parece que esa textura es un fetiche, que es una forma única y extraña de hacer una película… pero para mí es verdadera forma de hacer una película. Ves el trabajo de Cassavetes y es puramente fílmico, verde, con un enfoque más suave, todas estas cosas que en digital nunca serían posibles.

Por supuesto grabando en digital ahorras un montón de dinero, pero para nosotros la película es una forma de unir espiritualmente el trabajo que hacemos con el trabajo que amamos, el trabajo que amo es grabar en película. Y es cierto que hay algunas cosas que me gustan del digital, pero no sé si alguna de ellas estarían en mi top 100 de todos los tiempos, así que esta es nuestra forma de estar seguros de que nuestro trabajo es fiel a la tradición, lo que es importante para nosotros.

Estuviste en Locarno hace tres años presentando The Color Wheel. ¿Cómo ha cambiado tu visión del cine y de la forma de hacerlo desde ese momento hasta hoy?

Es interesante porque The Color Wheel se proyectó en una sección paralela, era una película de 30.000 dólares, en blanco y negro y rodada con un equipo de cinco personas. Incluso en esa sección de “primeras y segundas películas” (Nota: se refiere a Cineasti del presente) éramos de las películas más baratas y pequeñas, lo que está muy bien y no me importa, solo lo digo para comparar. Hicimos esta nueva película hace un año con el mismo director de fotografía y hablando con él preparando el rodaje le dije que esto iba a ser un gran reto, mucho más difícil. Pero él me dijo que no lo era, que solo eran unas cuantas personas sentadas por ahí hablando, exactamente lo mismo, la única diferencia es que íbamos a tener otras 45 personas en el equipo en vez de 2, y que esas personas sentadas hablando iban a ser famosos. Ibamos a hacer la película de la misma forma, sin cambiar nada, ningún reto. Yo pensé que tenía razón porque no iba a haber persecuciones ni un croma verde, era exactamente lo mismo que habíamos hecho antes. Creo que si las dos películas se ven una detrás de otra, una parece hecha por el director y sus amigos y la otra es más grande y tiene caras más reconocibles pero en definitiva se parecen, tienen la misma estética, vienen del mismo equipo artístico.

Para mí no cambian muchas cosas, solo que estaba en la posición de hacer una película por la que había gente que iba a mostrar interés en ella antes de que nadie la viese. Lo cual es fantástico porque para una película pequeña como The Color Wheel tienes que luchar para atraer atención, pero para algo como esto la gente ya está interesada. Por ejemplo, por los actores, que ya te gustan por sus trabajos anteriores. Quizás los fans de Jason o Jonathan vean esta película y abran su mente a otro tipo de trabajos o recuerden mi anterior película.

Listen UP Philip by Alex Ross Perry - Concorso internazionale

Tú mismo eras el actor protagonista de The Color Wheel, pero ya no actúas en Listen up Philip. ¿En qué momento del proyecto decidiste quedarte únicamente detrás de las cámaras?

Haciendo Listen Up Philip me di cuenta de que, en mi opinión, era una película muy bien hecha en la que hay mucha artesanía, y era el resultado de que solo tuve que concentrarme en eso. Creo que la cantidad de atención que tienes que dividir cuando estás actuando y eres el único productor, además de estar llevando a todo el mundo en una furgoneta, provoca que tu atención esté enfocada hacia mucho sitios. En cambio en Listen Up Philip mi atención estaba enfocada como un láser en pulir las imágenes con mi director de fotografía y en conseguir las interpretaciones que quería. Luego ves la película y te das cuenta de que las interpretaciones son extraordinarias y las imágenes bellísimas, así que supongo que probablemente es mejor que me centre en hacer estas dos cosas

Como cinéfilo, ¿has tenido tiempo de ver alguna película este año Locarno? ¿Estás interesado en algún cineasta en especial?

Aún no, porque lo que he hecho desde que he llegado es proyectar la película y conceder entrevistas, pero hoy cuando acaben las entrevistas empezaré a ver películas. Hay un montón que me apetecen ver. Cuando estuve aquí por primera vez fueron siete días y veía como tres o cuatro películas al día. Ahora me quedan menos días para ver películas. Hay una cosa interesante en estar en competiciones internacionales en un lugar como este, porque yo y mi película estamos puestos al nivel de gente como Pedro Costa o Lav Díaz, aunque para mí ellos no están a mi nivel, ellos son titanes del cine internacional. Pero aquí estamos todos en la misma competición. Tengo ganas de ver la nueva película de Pedro Costa y luego ponen la de Godard, así que tengo ganas de estar ocupado viendo películas.

Traducción y transcripción del inglés: Pedro Villena
Fotos: Festival de Locarno

 

Volver al Especial: Festival de Locarno 2014

Festival de Locarno - Leopardo de Oro

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies