Curtocircuíto 2014

Escrito por

No nos cansamos de repetirlo, en una época en la que la escasa oferta de pantallas -hablamos de V.O., de cine de autor, etc- nos empuja a recluirnos en la oferta online; los festivales son el último refugio en el que el cine se mantiene como rito socializador. Por eso es tan importante para nosotros acercarnos y cubrirlos; por eso y porque los buenos festivales son un alimento imprescindible para nuestra mirada. En este sentido Santiago de Compostela reclama nuestra atención cada otoño; en noviembre Cineuropa trae una muestra del mejor cine del año, una cita imprescindible para estar en todos los sitios a la vez, descubrir la cosecha o rescatar aquello que se nos ha pasado por alto; pero antes, en octubre aparece Curtocircuíto con otro espíritu y naturaleza pero con el mismo objetivo de acercar al público un cine inaccesible que no debería serlo, en este caso en formato corto.

Cuando hablamos con su director, Pela del Álamo, hacía hincapié en la necesidad que tenían, después de diez ediciones y diversos caminos emprendidos, de asentarse en términos cualitativos, en convertirse en una referencia nacional y, por qué no, internacional. Para ello su cuidada línea editorial tenía que entenderse y empapar en el público compostelano, la mejor forma de hacerlo era haciendo un festival compacto que se asentase definitivamente en octubre. De esta manera, si lo consiguen, cuando hablemos de Curtocircuíto todos sabremos automáticamente el qué, dónde y cuándo.

Tras una semana de proyecciones -y unos días para reposar todo- podemos decir que Curtocircuíto ha colmado nuestras expectativas, el alto nivel de las películas exhibidas se ha visto favorecido por una programación bien pensada que aglutinaba géneros y tendencias en sesiones y horarios que les favorecían. Para dar cuenta de lo visto, proponemos un análisis de las tres secciones competitivas: Radar, Explora y Planeta GZ; con los cortometrajes más destacados en cada una de ellas y cierta línea argumental e ideológica que podemos advertir.

8 bullets (Frank Ternier)

8 bullets (Frank Ternier)

Radar: persiguiendo al pez rojo

Radar es la sección oficial que trata de recoger las tendencias del panorama internacional y servir de mapa de la producción anual. Que sea la sección más convencional no quita que encontremos películas que planteen desafíos narrativos o estéticos. Es el caso de 8 bullets de Frank Ternier, una animación que pasó por los festivales de Toronto y Cannes y que mezcla distintas técnicas para contarnos la críptica historia de un hombre que persigue a un pez rojo. Al igual que él nosotros nos dejamos llevar por el olor a pez cuando se cruza ante nosotros, un olor desprendido por cada uno de los cortos que nos embelesan por distintas razones. En La lampe au beurre de yak, su director Wei Hu apenas necesita un plano fijo para hipnotizarnos con una aparentemente superficial y cómica historia sobre un grupo de tibetanos, su relación con la fotografía y el mundo occidental. Otra de las narraciones que han reclamado nuestra atención fue Daphne ou la belle plante de Sylvian Deronse y Sebastian Laudenbach que muestra la transformación animada de una planta en el entorno natural mientras escuchamos el testimonio de una prostituta: animación y documental unidos con un gusto exquisito que fue reconocido por el jurado con una mención especial. Pero el pez que nos llama la atención no es el mismo para todos, así Forever Over de Erik Schmitt se llevó el premio del público pese a ser la más convencional de toda la sección a concurso. Con todo, el olor que más estela dejó fue la ganadora: Traversées de Antoine Danis, una certera radiografía de la sociedad a través de la filmación de una pista de patinaje donde distintas generaciones comparten pasatiempo; el verdadero pez rojo.

O corpo de Afonso de Joao Pedro Rodrigues

O corpo de Afonso (Joao Pedro Rodrigues)

Explora: en busca del rey de Portugal

¿Qué aspecto tendrá el cuerpo de Afonso Henriques, primer rey de Portugal, tras las sucesivas mitificaciones a las que se ha sometido su figura a lo largo de la historia? Esta es la pregunta que plantea O corpo de Afonso de Joao Pedro Rodrigues y a la que intenta dar respuesta con un casting de musculosos gallegos tatuados a los que pregunta por su historia y la del propio rey Afonso. El gran acierto de la película es contrastar la relación de la Historia -y sus mitos- con nuestra sociedad -y su superficialidad-. Este concepto de búsqueda descontextualizada nos ayuda a entender Explora, una sección de cine experimental que busca respuestas donde otros no buscarían. Y este es el caso de la ganadora Substanz de Sebastian Mez que se vale de la superposición de imágenes para crear una nueva idea en nuestra cabeza y transmitir las consecuencias de la catástrofe acontecida en Japón en 2011. El jurado quiso además hacer una mención especial a Hillbrow de Nicolas Boone, otra de las películas más destacadas, en la que acompañamos -con elegantes y estéticos travellings- a diversas personas por un barrio de Johannesburgo. Por último, en una sección en el que el juego con la imagen ha dado tanto de sí, no podemos dejar de destacar Village modèle de Hayoun Kwon que con una lucidísima metáfora arquitectónica se burla de la censura norcoreana; y Recycled de Thomas Sauvin un tren de fotogramas que juega con un archivo de más de 3.000 fotografías recicladas.

serevoltar

Ser e voltar (Xacio Baño)

Planeta GZ: Voltar a casa

Cumpliendo su labor de servicio público, el festival reserva una sección concreta al cine gallego: Planeta GZ. El buen estado de forma del cine feito en Galiza está presente por la internacionalidad que está alcanzando en los últimos años y los nueve cortos que conforman esta sección alimentan, con su heterogeneidad, esa sensación de que es una cinematografía con mucho que contar. Camping Wesertal de Hugo Amoedo, Curricán de Álvargo Gago o Pettring de Eloy Domínguez fueron lo más destacado a nuestro criterio pero ninguno pudo superar a la obra de Xacio Baño Ser e voltar. El director se dispone a hacer un retrato visual de sus abuelos filmándolos en sus contextos habituales y juega con ellos a ficcionar elementos de su vida en un ejercicio de metacine. El contraste de su experimento con las declaraciones espontáneas de su abuela, estrella de la película, consigue finalmente una reflexión sobre su profesión, el cine y la posición del cineasta en pleno 2014. El corto de Curtocircuíto.

Palmarés Curtocircuíto 2014:

Premio Radar: Traversées, de Antoine Danis.

Mención de honor: Daphne ou la belle plante, de Sylvian Deronse y Sebastian Laudenbach.

Premio Explora: Substanz, de Sebastian Mez.

Mención de honor: Hillbrow, de Nicolas Boone.

Premio Planeta GZ: Ser e voltar, de Xacio Baño.

Premio del público: Forever over, de Erik Schmitt.

Premio del jurado joven: Washingtonia, de Konstantina Kotzamani.

Mención de honor: Hole, de Martin Edralin.

Premio CREA al mejor director gallego: Álvaro Gago por Curricán.

Premio AGAG al mejor guión galego: Xacio Baño por Ser e voltar.

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies