SEFF’14 (III): A Pigeon Sat on a Branch Reflecting on Existence (Roy Andersson), Heimat (Edgar Reitz)

Escrito por

seff3

En la sección oficial del SEFF uno podía encontrar a diario títulos de cineastas como Pedro Costa, Alain Resnais, Eugène Green, Nadav Lapid o Roy Andersson. Y precisamente el último film del cineasta sueco, León de Oro en Venecia, fue uno de los más esperados, pero tampoco podíamos dejar de acercamos a las propuestas recogidas en las secciones paralelas, que fuera de concurso presentaban algunas de las obras europeas más interesantes y esquivas recientes, como el caso de Heimat, la otra tierra o en menor medida La novicia.

Heimat-la-otra-Tierra

Heimat, la otra tierra (Edgar Reitz) – Selección EFA

Continuamos nuestra crónica, viaje imaginario de este humilde crítico, recordando la que probablemente fue una de las experiencias más intensas vividas dentro de esta décimo primera edición del Festival de cine Europeo de Sevilla. Hablamos de la proyección dentro de la Selección EFA de Heimat, la otra tierra; narración de proporciones épicas (casi cuatro horas de duración) sobre la dicha y desdicha de un pueblo imaginario en el contexto de un tiempo finisecular. El film, dirigido por Edgar Reitz, precuela de la trilogía Heimat realizada por éste para la televisión de su país, narra la historia de Alemania a partir de la vida y muerte de una aldea que, todavía lejos de los terremotos bélicos del siglo XX, nace, trabaja, festeja, ama, sufre, agradece y, finalmente perece, sin aspavientos ni tragedias mayores.

Reitz reconstruye su historia a partir de las existencias, casi siempre malogradas, de una familia, los Hunsrück, que trabaja duro con la vista puesta en un futuro mejor; luchando por sobreponerse a unas condiciones de vidas tan bucólicas como paupérrimas. Lejos de caer en sentimentalismos y desmesuras, Reitz firma un film lírico y sobrecogedor en el que no falta la aparición, casi mariana, de un Werner Herzog vestido para la ocasión. Nadie entre el público tuvo la osadía de abandonar la sala; sobre todo porque Heimat es un film espléndido y esplendoroso. De los que ya no se ruedan, quizá porque el espectador ha perdido la capacidad, privado de esa otra cualidad que es la paciencia, para enfrentarse a un Goliat fílmico como el que nos ocupa. La cinta se estrenará en dos partes para su exhibición en salas comerciales: Home From Home y Chronicle of a Vision.

la religieuse

La novicia (Guillaume Nicloux) – Special Screenings

De actualidad por el reciente estreno de El secuestro de Michael Houellebecq, Guillaume Nicloux presentó La novicia (La religieuse, 2013), cinta de época sobre los avatares de Suzanne Simonen, adolescente de familia aristocrática obligada a entrar en una orden religiosa. Protagonizada por la excelente Pauline Etienne, el film transita entre la corrección y el buen hacer de sus actrices, con Isabelle Huppert en el papel de una madre superiora de miradas lúbricas e inclinaciones lésbicas. Nicloux presenta un relato abiertamente anticlerical muy en consonancia con el alzamiento de los últimos movimientos feministas. El pedregoso camino por el cual debe transitar Simonen antes de alcanzar la libertad, no es más que otro de los fundamentos históricos sobre el que sustentar la lucha por la igualdad. Pero La religiosa, insistimos, se queda en película correcta, rozando en más de una ocasión el maniqueísmo y subrayando hasta el paroxismo el maléfico carácter de algún que otro personaje de ambiente eclesiástico.

A Pigeon Sat on a Branch Reflecting on Existence

A Pigeon Sat on a Branch Reflecting on Existence (Roy Andersson) – Sección oficial

Sabor agridulce nos dejó también una de las películas más esperadas de esta edición: A Pigeon Sat on a Branch Reflecting on Existence, o la paloma que reflexiona en una rama sobre la existencia; cinta surrealista y absurda como el título que la precede. Ganadora del León de oro a Mejor película en el pasado Festival de Venecia, el film completa la trilogía sobre la existencia que el director sueco Roy Andersson iniciara en 2000 con Canciones del segundo piso y La comedia de la vida. No fueron pocos (esta vez sí) los que abandonaron la sala a mitad de la proyección, huyendo despavoridos ante las extraordinarias propuestas de Andersson. La cinta, que aglutina el lenguaje y las estéticas publicitarias con la vasta herencia pictórica de occidente, recorre desde Edward Hopper a Salvador Dalí, el mismo título del film remite a los campanudos nombres con los que el pintor de Figueras bautizaba sus cuadros.

Andersson viaja a la estupidez y el sinsentido de la existencia humana y demuestra, con exquisito gusto, que en esta travesía por la vida cabe todo tipo de alucinaciones; desde la pareja de enamorados que se toquetea en la orilla del mar, al ejército decimonónico que irrumpe con violencia en el bar. A pigeon sat on a Branch Reflecting on Existence es, de no ser porque llega con cien años de retraso, otra obra de vanguardia. Una provocación burlesca. Una risa sin gracia. Andersson pertenece a la escuela de Buñuel y Breton. Es, no nos cabe la menor duda, el último hijo del surrealismo.

Volver al Especial: SEFF’14

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR