Palmarés del 18 Festival de Málaga. Cine Español

Escrito por

Durante pasadas ediciones hemos visto cómo el Festival de Málaga Cine Español establecía a través de su cartelería una suerte de simbiosis entre símbolos de la tierra perfectamente reconocibles y elementos pertenecientes al cine al que en el espacio de una semana daba vida. Desde aquel ojo de pez que simulaba ser el objetivo de una cámara, pasando por el más ocurrente espeto que haya visto un malagueño, hasta la superposición en un patio de butacas de la silueta de lo que Cristo multiplicó junto a los panes.

Alcanzada la mayoría de edad, el Festival de Málaga afrontaba este año su edición más significativa, obligado a demostrar que contaba ya con plena capacidad para apostar por el cine que quería, como ocurrió la pasada edición con la estupenda 10.000 km. Resulta relevante por tanto que este año, perfectamente asimilada e integrada la semana de cine en la ciudad, se haya querido enfatizar mediante el cartel el peso de la cifra. En Revista Magnolia hacemos un repaso a los títulos más destacados que el palmarés de la Sección Oficial nos ha dejado en esta 18 edición, que posiblemente contenga tres de las películas que más darán que hablar en este año de cine español. O así debería ser: Los exiliados románticos, Techo y comida y la Biznaga de Oro, A cambio de nada.

Los exiliados románticos

En su tercera película como director Jonás Trueba propone, ya desde la magnífica banda sonora que la acompaña, una estimulante oda al amor efímero. Enmarcada en un estilo realista y de autor, la narración discurre por un viaje de tres amigos que se lanzan a la carretera sin destino aparente, en busca tan solo de ajustar cuentas con un pasado romántico lejano e intangible. El viaje se postula como narcótico pero también como liberación, la determinación por seguir hacia adelante como la única vía de escape para estos exiliados románticos, un muy merecido Premio Especial del Jurado.

Techo y comida

Tan irremediablemente cercana a una situación de rabiosa actualidad en nuestro país como son los desahucios, hubiera sido muy fácil que el debut en la dirección de su realizador se hubiese visto salpicado de clichés y lugares comunes. La espléndida actuación de Natalia de Molina es sin lugar a dudas uno de los puntos fuertes que evita dicha caída. Salvando las distancias, la película que ha firmado Juan Miguel del Castillo bien podría unirse a esa tradición de cine social que durante años llevan abanderando los hermanos Dardenne. También haría buen programa doble con Cinco metros cuadrados. Aquella consiguió precisamente la Biznaga de Oro en su año. Techo y comida no ha salido peor parada, alzándose con el galardón a mejor actriz para Natalia de Molina y con el Premio del Público para la película. ¿Quién dijo que en Málaga todo eran risas?

A cambio de nada

La gran triunfadora de esta 18 edición, Biznaga de Oro a la Mejor Película, es otra opera prima, de la mano en este caso de Daniel Guzmán. A cambio de nada es, en espíritu, la versión de su corto Sueños extrapolada a una mayor potencia. En la tierra de nadie que es la adolescencia, Guzmán se muestra cándido hacia sus personajes jóvenes, castigados, en especial el protagonista, por circunstancias de la vida, pero esencialmente nobles. Su mirada hacia los adultos, propiciada quizás por el hecho de que esta película esté inspirada en su propia adolescencia, resulta más agria, salvando el personaje, fantástico, de la abuela. Se le podría achacar que es una historia que quizás nos hayan contado más veces, pero sería injusto igualmente restarle los méritos que tiene.

18 FESTIVAL DE MÁLAGA. CINE ESPAÑOL
PALMARÉS

SECCIÓN OFICIAL DE LARGOMETRAJES A CONCURSO
El jurado de la sección oficial de Largometrajes a concurso de la 18 edición del Festival de Málaga. Cine Español, integrado por Judith Colell (presidenta), Nathalie Poza, Manuela Velasco, Unax Ugalde, Santi Amodeo, Pau Esteve Birba y Patrick Bernabé, emitió el siguiente fallo:

BIZNAGA DE ORO A LA MEJOR PELÍCULA
A cambio de nada, de Daniel Guzmán

BIZNAGA DE PLATA PREMIO ESPECIAL DEL JURADO
Los exiliados románticos, de Jonás Trueba

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR DIRECCIÓN
Daniel Guzmán por A cambio de nada

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR ACTRIZ
Natalia de Molina por Techo y Comida

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR ACTOR
Ernesto Alterio por Sexo fácil, películas tristes
Mención especial del jurado para Emilio Palacios por Los héroes del mal

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
Elsa Olivero por La deuda (Oliver’s Deal)

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR ACTOR DE REPARTO
Antonio Bachiller por A cambio de nada

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR GUIÓN
Barney Elliott por La deuda (Oliver’s Deal)

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR MÚSICA
Tulsa por Los exiliados románticos

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR FOTOGRAFÍA – DELUXE
Marc Gómez del Moral por Requisitos para ser una persona normal

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR MONTAJE
David Gallart por Requisitos para ser una persona normal

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR GUIONISTA NOVEL (máximo segundo guión)
Leticia Dolera por Requisitos para ser una persona normal

BIZNAGA DE PLATA PREMIO ESPECIAL DEL JURADO DE LA CRÍTICA
A cambio de nada, de Daniel Guzmán.

BIZNAGA DE PLATA PREMIO GAS NATURAL FENOSA DEL PÚBLICO
Techo y comida, de Juan Miguel del Castillo.

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies