Filmadrid (II): Century of Birthing (Foco Lav Diaz)

Escrito por

FILMADRID2

Cinema is being: Lav Diaz is pure cinema

El cine de autor es pretencioso. El cine de izquierdas es pretencioso. El arte en sí es pretencioso. Esta introducción es pretenciosa. Filmadrid, cómo no, es pretencioso. El cineasta filipino Lav Diaz, con sus películas de 6 y 10 horas de duración, también podrá parecer pretencioso -hay un irónico diálogo en Century of Birthing alrededor de este término-, pero lo cierto es que en ellas se encuentra a un autor que se enfrenta al cine con una libertad inaudita. En colaboración con el Museo Reina Sofía, la Filmoteca Española y la Embajada de España en Filipinas, Filmadrid brinda un pequeño foco a un cineasta mayúsculo, no solo por trasladar la experiencia cinematográfica con la duración de sus películas a territorios narrativos por explorar, sino por su capacidad para abordar de manera frontal y devastadora asuntos de la política, la religión y la memoria de su país a través de la mirada íntegra del cineasta, del papel que el cine puede o no ejercer en contacto con la realidad y la historia reciente filipina, temas en los que se insistirá a lo largo de la selección de sus películas programada por el festival.

En Century of Birthing (2011) tienen cabida diversos personajes que en un principio parecen encontrarse alejados entre sí, incluso presenciamos una película dentro de la propia película, pero a lo largo de su azaroso desarrollo Lav Diaz provoca una ruptura trágica que aumenta progresivamente en intensidad y violencia, centrando definitivamente su atención en dos narraciones paralelas que confluyen, no sin simbolismos, en torno a la idea de nacimiento que da título al film. En esencia, podríamos decir que asistimos al bloqueo creativo de un director de cine independiente, álter ego del propio Diaz, incapaz de terminar el montaje final de su última película, y al retrato de los miembros de una secta ultra-cristiana, más concretamente al seguimiento de una de ellas, que tras ser violada será expulsada del culto.

Century of Birthing

Century of Birthing (Lav Diaz, 2011)

Pero hablar de síntesis en una película de seis horas de duración sería esquivar lo importante, olvidar algo, aquello que mueve a Lav Diaz una y otra vez a superar los límites establecidos con la duración de cada plano. A diferencia de las posteriores Norte, the End of History (2013), uno de sus guiones más ambiciosos y metódicos desde el punto de vista formal y narrativo, además de una de sus escasos trabajos fotográficos en color, y From What is Before (2014), Leopardo de Oro en el pasado Festival de Locarno y presente en Filmadrid, en las que aúna colosales logros cinematográficos, nos encontramos ante un trabajo abiertamente imperfecto a nivel técnico. Lav Diaz descuida el resultado final con pequeños fallos de montaje y errores en la edición de sonido (problemas a los que también se apuntaron los subtítulos de la proyección), sorprendiendo también al hacer uso de planos aberrantes y torpes secuencias cámara en mano. Decisiones que contrastan con la más habitual y sublime composición fotográfica fija del filipino, presente en escenas como la de la poeta de la lluvia o la expulsión del culto, pero que lejos de producir un efecto negativo, envuelven a la película de una fragilidad y pureza que realza su condición metacinematográfica.

La explicación a esta fragilidad se encuentra dentro del propio sentido del filme, que surge como vía de escape a un proyecto fallido de Lav Diaz y en el que más que nunca vuelca su inseguridad como cineasta, su relación con los festivales y sus reflexiones sobre el cine (“El cine es ser”), en constante duda ante las preguntas que le genera no haber podido acabar una película, ante su propia condición de cineasta al abismo. Filmada desde la más absoluta independencia y con una carencia de medios patente, Century of Birthing es ante todo una película que alerta sobre los peligros del fundamentalismo y de la fe en aquello que consideramos sagrado, por lo que cuando Lav Diaz asume como suyo el papel de ese cineasta llamado Homero, protagonista de una odisea que la condición de su extensa obra transmite, y decide presenciar el fin de la integridad del artista y de la mujer ante su broma final, lo hace creyendo en la capacidad liberadora del cine. En su grandiosa ridiculez.

Toda la información del Foco Lav Diaz en Filmadrid y el Museo Reina Sofía

VOLVER al ESPECIAL FILMADRID

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR