#63SSIFF (VIII): Les démons (Philippe Lesage), Back to the North (Liu Chao), No estamos solos (Pere Joan Ventura)

Escrito por

DIA8

Con el palmarés ya anunciado, aportamos los últimos apuntes críticos de la cuestionable sección oficial, piedra diaria en el zapato de una 63 edición del Festival de San Sebastián que sufre cuando la presencia española no provoca consenso ni tapa los problemas de su selección. En ese sentido, el exceso de películas españolas fuera de concurso llegó al punto de incluir un documental de escaso interés cinematográfico ni político como No estamos solos, del veterano Pere Joan Ventura, con el que cerramos una crónica que abre dos saludables caminos a seguir en el futuro. El estilo narrativo rupturista de la canadienese Les démons y la mirada personal desde China de Back to the North, posibles vertientes con las que explorar las propuestas más sugerentes del cine contemporáneo mundial en lugar de conformarse con traer nombres a la alfombra roja.

Les demons

Sección oficial – Les démons (Philippe Lesage)

En Donde viven los monstruos Maurice Sendak nos recordó que, aunque se nos haya olvidado, la infancia no es un camino de rosas sino una selva llena de seres gigantes que representan nuestros miedos. En esta senda camina Les démons, escrita y dirigida por Philippe Lesage y la encargada de cerrar la sección oficial a concurso. El filme gira en torno a Félix, un niño de diez años que vive con su familia en un barrio residencial de Montreal. Uno de tantos. A través de su cotidianidad, vemos y escuchamos los pequeños detalles de un mundo adulto que se cuela en su interior y agrieta su inocencia. Una pelea familiar, el primer contacto íntimo, el despertar del deseo… la confusa experiencia vital mezcla distintas emociones y la incapacidad de Félix para gestionarla alimenta sus demonios. La sociedad adulta es tan incomprensible como hostil y entre miedos imaginarios y amenazas reales el gran reto de Félix es aprender a mirar.

Para acompañar al pequeño en su enorme y ordinaria empresa el director canadiense teje una película sensible e inteligente. Construye las secuencias de forma escalonada, anticipando mediante el montaje detalles y situaciones que serán fundamentales. Y todo lo hace con un ritmo pausado y tranquilo que permite reflexionar la película. Es cierto que a veces el director peca de ensimismado, sobre todo a nivel formal donde se toma algunas licencias con la cámara que pueden ser discutibles pero no desmerece el resultado. Les démons es un filme compacto y cuidado que busca mirar con atención para descubrir los monstruos infantiles.

Gonzalo Ballesteros

Back to the North

Sección oficial – Back to the North (Liu Chao)

El argumento de Back to the North tiene su origen en un conflicto que podríamos considerar exclusivo de la sociedad China, donde la política del hijo único provoca la existencia de las llamadas “familias perdidas”, aquellas en cuyo hijo fallece dejando a sus progenitores en estado de abandono social. Diagnosticada de una arritmia que pone en peligro su vida y sospechando que la relación de sus padres está rota, Xiao Ai intentará que pese a su edad y distancia vuelvan a tener descendencia. De este punto de partida tan inocente nacen una sensibilidad y sentimiento propios que se transmiten a la fotografía en blanco y negro de una ciudad post-industrial, en el entorno laboral de una fábrica y en las relaciones familiares de una sociedad alienada, tan dependiente de su tradición como de sus obligaciones sociales, que su director retrata con profunda y desolada clarividencia.

Un cine de marcado carácter proletario que aborda no sin dificultad los sentimientos de sus personajes, que se trasladan en familia al norte, en la frontera con Mongolia, para recuperar su relación justo en el hostal donde su hija fue concebida. Decisión que funciona estéticamente, por su notable trabajo con los planos secuencia en exteriores y el trabajo con los reflejos desde la ventana en su interior, pero también como método para hablar de las convenciones sociales del país abordadas desde la esperanza de su hija, que insiste en hacer sonar en su ordenador una y otra vez la canción con la que sus padres se enamoraron, despertando un baile que Liu Chao tras las cámaras no se resiste a filmar en repetidas ocasiones y que puede condenar al hastío del espectador por su exigua trama y ritmo contemplativo, pero en la que reside la insólita belleza de una de las películas de mayor calado poético de la sección oficial.

 Antonio M. Arenas

No estamos solos

Sección oficial fuera de concurso – No estamos solos (Pere Joan Ventura)

Cuesta creer que una propuesta tan descuidada a todos los niveles como No estamos solos tuviera su hueco en la sección oficial fuera de concurso de San Sebastián. Flaco favor al cine documental tan diverso y estimulante que se hace en España dando espacio a una película que, más allá del extraño respaldo que pueda suponer encontrar tras la producción a El Gran Wyoming y Pere Portabella, no ofrece interés cinematográfico alguno en su seguimiento de las movilizaciones sociales producidas en España a lo largo de los últimos años.

Apoyándose en entrevistas a destacados opinólogos y en base a material en su mayoría encontrado o realizado por cuenta ajena, No estamos solos recopila sin esmero escenas desde el tren de la libertad a la lucha por la educación y la sanidad pública, formando un conjunto de imágenes de manifestaciones que confluyen en Madrid y llaman al espectador a unirse al movimiento social, pero que llegan tarde en el contexto cinematográfico y político. El resultado no puede ser más inerte e ineficaz desde el plano del pensamiento, al no ofrecer una lectura crítica ni un discurso sobre las imágenes ni la realidad, dedicándose a rellenar sin reflexión alguna cada pasaje. Fallando también desde el punto de vista cinematográfico, al no salir de un pobre esquema televisivo que dificulta cualquier posibilidad de trascendencia a unos movimientos que fueron relevantes por cuestiones en las que Pere Joan Ventura no es capaz de profundizar, quedándose en la mera superficie ideológica del tema musical interpretado por El Gran Wyoming que da título al film. Pero tras escucharlo a lo que incita es a quedarnos en casa.

Antonio M. Arenas

VOLVER AL ESPECIAL: 63 Festival de San Sebastián

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies