Charlie Kaufman: “Es un sueño hacer cosas diferentes”

Escrito por

Charlie Kaufman y Duke Johnson

Tras adquirir Universal sus derechos de distribución y ganar el Gran Premio del Jurado en el reciente Festival de Venecia, Charlie Kaufman y Duke Johnson presentaron Anomalisa en la sección Perlas de Donosti con una tranquilidad que no podían imaginar cuando pusieron en marcha el proyecto. Financiada gracias al crowdfunding y rodada de forma independiente con muy bajo presupuesto, hablamos de la primera película de animación de uno de las mentes más brillantes de Hollywood, guionista de Adaptation (2002), Olvídate de mi (2004) y director de Synecdoche, New York (2008), cuyo fracaso en taquilla le había alejado demasiado tiempo de la industria.

Acompañado del co-director Duke Johnson, ambos tan amables como cansados tras un largo día de responder a los medios encerrados en una salón del Hotel María Cristina (circunstancia que podría dar para un guión de los suyos), la siguiente entrevista procede las preguntas realizadas a lo largo de una mesa redonda durante el Festival de San Sebastián.

Como co-directores, ¿podéis explicar como repartisteis las responsabilidades en la película?

Charlie Kaufman: Nos consideramos colaboradores completos en términos de dirección. La dirección se lleva a cabo a través de conversaciones, acuerdos, no hay una división en la manera en que sugieres, por eso intentamos hacer estas entrevistas juntos.

Duke Johnson: En la mayoría de los artículos algunos incluso me llaman “animador”. Pero yo no soy un animador, solo soy un director que ha trabajado en películas de animación antes. Nosotros hemos colaborado en todos los diseños, diseño de vestuario, diseño de producción, interpretes, todo.

¿Qué aporta la animación a la historia?

Duke Johnson: Muchas cosas, pero creo que lo más interesante es que es simplemente otro medio donde explorar conexiones humanas, los temas y las ideas que están en la historia. Algo que hemos descubierto es que el explorar estas reales y naturales interacciones humanas a través de este estilo de animación permite a la gente tomar cierta distancia, pero al mismo tiempo encuentran una manera diferente de conectar con lo que está ocurriendo. Alguna gente ha dicho que conectan con la película incluso a un nivel más profundo del que habrían alcanzado si fuese de imagen real.

Charlie Kaufman: Creo que también hay una conexión metafórica entre las ideas en la historia y la forma en que la hemos contado. Es algo con lo que me topé sin más. No pensaba en ella como en una película de animación o de acción real, pero sin duda no la imaginé como una animación. Creo que descubrimos que hay elementos temáticos que salieron a la luz cuando la estábamos animando. Tiene partes de ensueño, otras reales, lo que creo que se conduce a si mismo a la rareza de la idea.

Hablando de los sueños, quería preguntarte sobre la secuencia onírica, ¿por qué hacerla tan explícita cuando finalmente ese mundo forma parte del punto de vista del personaje?

Charlie Kaufman: Creo que su vida real puede ser construida como una experiencia subjetiva del mundo, no necesariamente como un mundo objetivo. Tus sueños son una elaboración de experiencias subjetivas, no creo que haya mucha diferencia. Él está realmente encontrando algunas respuestas en sus sueños que no creo que ni siquiera se establezcan como ciertas en la película, él simplemente llega a conclusiones en sus sueños sobre cosas de su vida que no recuerda.

Anomalisa

Anomalisa se hizo gracias a una campaña de crowdfunding, pero aunque en esta clase de películas las limitaciones presupuestarias puedan favorecer la libertad creativa, ¿podríais haberla hecho dentro de la industria?

Charlie Kaufman: No, de ninguna manera. Si funciona bien, en el futuro quizá, pero no cuando empezamos. No había ninguna posibilidad de que nos financiaran así que lo hicimos funcionar de la única manera posible. Nadie nos decía que hacer, o como hacerlo, no tuvimos que ceder. Pudimos hacerla como queríamos así que estoy de acuerdo contigo.

Duke Johnson: Pero es una manera de hacer cine que da miedo. Cuando empezamos sabíamos que no teníamos suficiente dinero para hacer lo que queríamos, pero tienes que ir a por ello. El tren está en las vías y vas añadiendo más vías a medida que avanza, no hay otra manera.

Charlie Kaufman: Y también hay muchas películas que se completan y nunca se estrenan. Eso podría habernos pasado a nosotros después de tres años de lucha tener nada, es arriesgado.

El personaje principal de Anomalisa es un escritor muy influyente en el mundo de la comunicación empresarial, tanto que todo el mundo suena como él. En ese sentido, ¿notas como escritor la influencia que tú ejerces en otros autores? ¿Ves las líneas de tus guiones en otras películas?

Charlie Kaufman: ¿Quieres decir si veo en otros escritores mi estilo? He visto a gente intentarlo (risas). A veces algunos escritores se comparan conmigo pero yo no veo necesariamente similitudes. Reconozco por qué lo dicen pero pienso que yo nunca escribiría eso. No sé, no sé de donde viene la inspiración a la gente. No puedo contestar tu pregunta sin meterme en problemas (más risas).

Duke, nos habías dicho que no eres el animador de la película, que trabajáis en equipo, pero imagino que puedes contarnos algo más sobre el diseño y el movimiento de los personajes. ¿Cómo creáis esa realidad con tantas limitaciones?

Duke Johnson: Como con todo lo demás hablamos mucho sobre estos aspectos. Intentamos no limitarnos por enfoques tradicionales de la animación y también intentábamos no pensar mucho en nuestra limitaciones practicas empezamos simplemente a hablar de cómo nos gustaría que fuese, de cómo queríamos sentirnos y fuimos a por ese objetivo.

Charlie Kaufman: Hicimos un animatic primero. Así que estaba mapeado, no completamente, pero en cierta manera los ritmos y las posiciones están marcados incluso antes de empezar a rodar.

Anomalisa

La película procede de una obra teatral, ¿podríais contarnos como fue el proceso de adaptación?

Charlie Kaufman: La obra no era algo visual, eran solamente actores leyendo con músicos, por lo que mucho de lo que hablan es ambiguo. Por ejemplo, no sabemos lo que está físicamente mal con Lisa, oímos que hay algo pero no sabemos que es, podría ser cualquier cosa. Mientras hacíamos la película tuvimos que decidirlo. La idea de que una misma voz fuesen muchas personas es algo que en la imaginación puede interpretarse de muchas maneras, pero nosotros tuvimos que concretarlo, perdimos eso. Y era algo que me preocupaba en primer lugar, era una de las cosas que más me gustaban, el motivo por el que escribí la obra. Pero lo que hemos ganado al final es una experiencia muy diferente como con las escenas de sexo.

En la obra está David (Thewlis) sentado a un lado del escenario, Jennifer (Jason Leigh) en el otro lado y están gimiendo, no están ni remotamente cerca el uno del otro, simplemente gimiendo a través del clímax. Es muy gracioso para el público pero al hacerlo de esta forma se convierte en una cosa completamente diferente, encuentro muy emocionante que prácticamente el mismo texto produzca sentimientos tan distintos. Además añadimos otros chistes, chistes visuales que obviamente no podían estar en la obra: los botones del servicio de habitaciones, el hombre masturbándose…

Anomalisa aborda la imposibilidad de tener algo original en tu vida, cuestión que se puede trasladar al cine actual, ¿con cada película buscas crear algo especial y distinto a lo demás?

Charlie Kaufman: Me encantaría seguir haciendo películas diferentes. Es mi cosa favorita. Espero que Anomalisa lo haga todo más fácil porque es una lucha, el negocio se va volviendo cada vez más y más angosto. Es un sueño hacer cosas diferentes.

Duke Johnson: He aprendido mucho durante el proceso de hacer esta película, obviamente de Charlie. Creo que una de las cosas que he aprendido de él es a ser realmente valiente en el sentido en el que se acerca a las películas. Él no habla de intentar hacer la película más comercial, o atractiva para la gente si no de ser fiel y verdadero con la historia, ser auténticos con lo que intentamos contar. Y creo que precisamente por eso la gente está respondiendo a ella.

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR