Llueven ranas, por última vez: Editorial #34

Escrito por

editorial1

Tenemos que remontarnos a enero de 2012. Ante la falta de oportunidades, cinco compañeros recién licenciados publicamos el primer número de Revista Magnolia sin otro afán que el de escribir sobre cine con una visión propia. Éramos hijos de nuestras circunstancias, no había detrás una iniciativa empresarial de ningún tipo, nunca existió un plan de financiación ni un objetivo más allá de escribir como respuesta a un futuro profesional incierto, pero teníamos una conexión a internet y sobraban las ganas por hacer la revista que no encontrábamos en los kioskos. No sabemos si lo hemos conseguido, crecimos muy rápido y pronto fuimos conscientes de las dificultades que nos encontraríamos, de nuestras propias limitaciones y de la situación de precariedad en la que nos movíamos, pero podemos asegurar que lo hemos intentado. Con las filmografías, crónicas de festivales, especiales temáticos y entrevistas hemos pretendido mirar de otra forma al cine actual, aportando desde el cuidado por los contenidos y el diseño gráfico una seña de identidad a un mundo tan plural como el de la crítica cinematográfica, al mismo tiempo tan debilitado, inmóvil y falto de nuevas voces.

Los últimos seis números de Revista Magnolia

Los últimos seis números de Revista Magnolia

Durante los dos primeros años mantuvimos un ritmo de publicación mensual, con toda la exigencia y el esfuerzo de coordinación que conlleva. La realidad de nuestras vidas nos obligó a cambiar a una estructura bimestral y finalmente nos encontramos publicando un número anual, un último número que condensa más de un año que resume el cine que nos interesa en toda su diversidad, pero también nuestras dificultades y la necesidad de un nuevo impulso. En total, han sido 34 números, cerca de mil artículos y críticas que queremos mantener en esta web a modo de archivo, un espacio gracias al que poder volver a coberturas de festivales, críticas y entrevistas que consideramos de gran valor. Y a las que por supuesto guardamos mucho cariño, hemos puesto en cada texto todo lo que había de nosotros. Aún sin la perspectiva suficiente, creemos que mereció la pena. Y lo seguirá haciendo.

Pero entonces, ¿es el punto y final de Revista Magnolia?

No exactamente, decimos adiós a una etapa abriendo otra nueva. La estructura de esta web se va a quedar como archivo, con todo el material publicado durante estos más de cinco años y una selección de contenidos en portada, pero dentro de unos meses queremos presentaros una nueva Magnolia, un proyecto renovado que nos distinga en mayor medida del resto de publicaciones. Trataremos de aplicar el aprendizaje que ha supuesto para nosotros coordinar la revista, poniendo en práctica aquellas ideas que no hemos podido materializar a lo largo de este tiempo, aprendiendo a distanciarnos de la actualidad para encontrar nuevos enfoques desde la que interpretarla. La primera medida será obligada, profesionalizarnos a pequeña escala, manteniendo unos mínimos de dignidad en una profesión ya suficientemente maltrecha. En segundo lugar, no renunciaremos a ser parte activa de la coyuntura actual, daremos mayor protagonismo al contenido audiovisual y tenemos el salto a papel en el horizonte, todavía queda mucho por hacer en ambos espacios. Aunque nuestras ambiciones son modestas, el ánimo de seguir creciendo y mantener una visión del cine apasionada y rigurosa será la constante.

Para despedir esta etapa, y bajo el sobrenombre de “Las últimas flores de la primavera”, hemos seleccionado junto a nuestros colaboradores habituales una serie de películas de este periodo que consideramos oportuno rescatar y reivindicar. No queríamos hacer un top o un listado al uso, el criterio que hemos seguido ha sido destacar algunas películas que pueden haber pasado desapercibidas, no han encontrado distribución o han sido -creemos- injustamente valoradas; pero en cualquier caso, son obras y autores que representan muchos de nuestros intereses durante estos años hablando de cine.

Miguel Gomes

Además, recopilamos los contenidos publicados durante 2016 y algunos otros pendientes: críticas, artículos y las crónicas de los principales festivales: Locarno, San Sebastián, Filmadrid, Sevilla, Gijón, Punto de Vista… Y como guinda, un especial dedicado a Miguel Gomes, cuya trilogía As mil e uma noites fue nuestra elegida como mejor película del año pasado. Junto a la crítica, una entrevista y un estudio de su filmografía completan el acercamiento al cineasta portugués, que se ha convertido en una de las voces más sugerentes del cine europeo.

Pero si regar esta flor ha tenido sentido, ha sido gracias a cada una de las personas que han leído, compartido y apreciado nuestro trabajo. Una media de 100.000 visitantes al año habéis estado con nosotros, muchos más de los que podríamos haber imaginado en un principio. También queremos agradecer por supuesto a todos los que han colaborado y se han identificado de alguna manera con nuestro proyecto, más de ochenta amigos que hemos conocido a lo largo de este camino que nos han dado su confianza y que con sus aportaciones han hecho que esta revista alcance su máximo potencial, sin ellos nunca habría tenido sentido. El cariño y respeto que nos habéis transmitido todo este tiempo es el agua que necesitamos para que el magnolio siga creciendo alto y fuerte frente a las sequías y fuertes vientos. A todos, gracias por ser parte de Magnolia. Estad atentos, esta primavera acaba, pero vendrán muchas otras más.

Antonio M. Arenas y Gonzalo Ballesteros

portada2016

Comentar

— required *

— required *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies